Junta de Consejo

Automotrices por la exportación

El sector automotriz no pierde terreno, como la materia se transforma y al salir de esta volatilidad habrá ganado, aunque no así México en parque vehicular.

Vamos por pasos. El sector automotriz, nos dicen, aunque no genera las ganancias de hace dos años, está comenzando a transformarse para salir adelante. Los esquemas de descuento, premuras por entregar a la medida del cliente, y mantener unidades en bodega están quedando fuera de las estrategias a cambio de que las finanzas de las armadoras no se vean oprimidas.

Estas medidas incluidos los precios hasta 3 veces más elevados no desaparecerán este año, incluso ha quien ya nos asegura que estos precios llegaron como efecto de las tasas altas, la inflación y la escasees de chis electrónicos, pero que llegaron para quedarse.

Aunque se prevé que hacia mediados del próximo año veamos regresar las ofertas y esquemas tradicionales de ventas, Sin embargo, el daño en cuanto a la ampliación de la antigüedad del parque vehicular será notorio. Se esper que los autos de 15 a 20 años se sumen a niveles de doble digito.

Ni que hablar de los autos eléctrico. Y esto nos manda a nuestro segundo tema. La huella verde. En México 90% de las autopartes que se construyen se exportan, al igual que gran parte de los vehículos.

Europa será el pilar de este tipo de autos y avances ambientales, seguidos de Estados Unidos quedando México, en el mejor de los casos para 20 años después. No es la tecnología, sino la falta de estaciones de servicios para suministrar la electricidad, y sabiendo que no hay licitaciones y más aún, que a este Gobierno Federal no le interesa detonar las energías renovables.

No obstante, el siguiente gobierno deberá hacer ajustes y no podrá aislarse del mundo, si es que se quiere avanzar en materia económica, laboral e inversión,

Pero, entonces el arranque de este paso que ya se esta dando en el mundo, tardará, y ello se traducirá en un retraso en la llegada o ampliación de inversión.

¿LA INFLACIÓN al 8%? Es una realidad, dice el subgobernador de Banxico, Jonathan Heath, que la reacción de algunos Bancos Centrales entre ellos la Reserva Federal actuaron un poco tarde, pero, ya comenzó a estabilizarse el tema inflacionario. Sin embargo, aunque bajen los precios del petróleo y haya algún efecto positivo en Estados Unidos, en México la situación será diferente.

La idea del subsidio de la gasolina es incrementarlo o bajarlo de acuerdo con el precio de la gasolina internacional, y al estar bajando el precio de la gasolina en EU y retirarse una parte del subsidio, ayuda a que se estabilice. Pero, igual que no subió la inflación tan rápido como en otros países, éste mismo efecto, pasara con la inflación y precios de la gasolina, tardarán en ir a la baja.

El pronóstico inflacionario es que este mes se mantenga en 8.6%, y sea hasta finales de septiembre cuando baje un poco más, aunque el pronóstico es que cierre el año en 8 por ciento.

“No estamos en un escenario donde se pueda decir que se está saliendo de control algún tema que me preocupe”, dice el Doctor Heath. Incluso, está confiado en que al cierre del año se vayan resolviendo algunos problemas internacionales como es la escasees de los comodites, fertilizantes, energéticos.

Mientras que, a nivel local, la política restrictiva, incluso asegura que ya tenemos una política restrictiva coherente a la inflación.

Aunque es una realidad que un ambiente de estabilidad ayudaría a bajar la inflación y con ello disminuir las tasas de interés.

You may also like

Comments are closed.