Junta de Consejo

Latente escasez alimentaria

Reuters
El presupuesto para el sector agroalimentario se ha venido abajo este sexenio casi a la mitad, si a ello le sumamos la problemática de escasez de insumos y que México no es autosuficiente en alimentos, por el contrario que en muchos rubros somos dependientes de la importación, la escasees de alimentos puede agravarse en breve.

No es para menos si consideramos que los precios de muchos commodities que debe enfrentar este sector como es el transporte se ha elevado en un 200%, afectando directamente a productores y consumidores. Además de que la inflación internacional no termina de controlarse y la situación de Rusia e Ucrania no termina de ceder.

No hay que olvidar que México no es autosuficiente importa casi 38% del maíz, 86% del arroz, 90% de la soya, 20% de productos lácteos, 22% del pollo. Es decir, en productos básicos no hay producción suficiente y los precios aún se verán impactados el resto del año.

Es cierto, que el Gobierno Federal, al mando de Andrés Manuel López Obrador hizo un programa de apoyo a la canasta básica, donde el gremio empresarial apoya para combatir el alza de precios de l24 productos de la canasta básica, y aunque ha sido loable, la realidad es que no es suficiente para frenar el impacto que tiene la inflación a nivel mundial.

Se requieren de más programas para el impulso de producción, donde si bien es cierto, se ha ayudado a micro productores, es necesario que también se apoye a los pequeños y medianos productores sobre todo en productos básicos, para evitar que haya un desabasto nacional.

Es necesario una política alimentaria, que va más allá de tener los alimentos necesarios, no importa si son producidos localmente o de importación, acompañada de una mejora y estabilidad en la economía.

Porque, aunque este año no se esperaría que en México se padeciera algunos escases de alimentos, sí hay una preocupación al interior de la OCDE, Banco Mundial y Foro Económico Mundial de una posible escasees alimentaria internacional, porque el tema de la inflación no se controla como se esperaba, al igual que los precios del petróleo, fertilizantes e insumos. Así que será mejor que al interior de territorio nacional, se haga lo propio.

FRAUDES EN PÓLIZA. Los fraudes vía internet siguen haciendo de la suya, y los incrementos en estos temas están en los niveles de 100 hasta 500 veces más que hace un año, dependiendo sea el caso.

La crisis económica y la disponibilidad de las redes sociales que aún no cuentan con un esquema de regularización son dos alicientes para los amantes de lo ajeno.

El tema del turismo, el sistema bancario y ahora las Aseguradoras son víctimas de esta pandemia.

En el caso de las aseguradoras el tema se agudiza al ofrecer pólizas a costos de 200 ó 300 pesos. La CNSF, al mando de Ricardo Ernesto Ochoa y la AMASFAC, que encabeza Fernando Martínez Aguilar, trabajan muy de la mano para que se vaya diluyendo las páginas apócrifas, donde Mercado Libre, bajo la dirección de David Geisen, ya hace lo propio para cerrar este tipo de servicios falsos a través de su plataforma, pero otras redes sociales no están teniendo la misma disponibilidad.

Las pólizas que se están vendiendo y que son un fraude, se realiza a través del nombre de pólizas administrativas, las cuales no existen, no tienen ninguna cobertura en el tema automotriz.

La AMIS, bajo la presidencia de Juan Patricio Riveroll, cuenta con una página donde se establecen las empresas aseguradoras y mecanismos reales por los que se venden las pólizas, sin embargo, el trabajo con autoridades deberá ser más ardua. Y podría ser momento para que haya ya un esquema real de registro y el seguro obligatorio sea una realidad con una buena estructura para su aplicación y realidad.

You may also like

Comments are closed.