Junta de Consejo

Monterrey y CDMX no son los únicos

imagen www.sirse.info

El tema del cambio climático y con ello las energías renovables, así como el suministro del agua debería de ser prioridad nacional.

La escasees que se vivió en Monterrey podría replicarse en otros estados de la república, y la CDMX no es la excepción, los cortes de agua cuando se realizan mantenimientos en el Cutzamala ya son más que preocupantes.

Más si consideramos que 40% del agua que llega a los hogares se desperdicia debido a las fugas de tuberías, 75% del agua nacional se destina a la agricultura y se necesitan de grandes infraestructuras, además de poner en operación las plantas de agua con las que contamos y de las cuales 50% simplemente no están en operación.

Qué decir de las inversiones que se requieren año con año, y que ascienden a por lo menos 50% más de lo que hoy se destina, me refiero a unos 70,000 millones de pesos.

Vamos por parte. Desde el 2012 es un derecho humano el derecho al agua y al saneamiento. Sin embargo, hoy al interior del Poder Legislativo se discute el reglamento que debió haber salido hace 10 años, a fin de asignar derechos y obligaciones.

La SCJN se pronunció por que debe publicarse este reglamento a la brevedad, a fin de fincar responsabilidades más allá de la Conagua, que encabeza José Luis Luege, y multas no sólo a nivel Federal, sino estatal y municipal.

Aunque, a decir la verdad, no se resuelve el problema. Este reglamento deberá de venir acompañado de una partida presupuestal, la cual no viene en el presupuesto 22-23 presentado hace unos días.

A fin de cuentas, el reto del agua es muy fuerte en infraestructura, y entender quiénes son los grandes usuarios del agua, a fin de poner entonces orden, reordenar y ver soluciones para que no se les quite, pero sí se genere más.

75% del suministro del agua se usa en la agricultura, 15% para la población, 5% para la industria y 5% en la generación eléctrica. Es decir, se pierde hasta 60% del agua en la producción de alimentos.

Entendiendo ello, se podrían establecer esquemas que ayuden a retornar agua, generar y reutilizar.

Dado que del centro de la ciudad hacia arriba del país vivimos una sequía, siendo el lugar donde hay más población hay, y representa la mayor parte del PIB, caso inverso de la ciudad al sur del país, donde se produce menos del PIB, hay menos población y se produce mucha agua.

No obstante, hacer una mejor y mayor planeación de las plantas residuales de agua, de las que se requieren y ordenar mejor el suministro de agua, ayudaría.

De lo contrario seguiremos viendo cómo se extrae el doble del agua que se recarga, generando problemas de infraestructura que afecta principalmente a la Ciudad de México, con hundimientos, y al sistema de transporte metro.

No obstante, hay ciudades del noroeste del país que por condiciones naturales son más proclives a tener problemas del agua, ante lluvias torrenciales y los sistemas de agua no están preparados para recibir gran cantidad de agua en tan poco tiempo. Y ni que hablar de un mejor suministro de agua cuando se trata de sequías. En fin, habrá que ver si las autoridades de esta administración hacen algo por el tema, o seguirá pasándose como un pendiente para el siguiente Presidente.

You may also like

Comments are closed.